Hoşgeldin

 

NI AGUANTAR NI ESCAPAR

 

Carmen Martín Gaite
 
 
Ni el luto ni la fiesta ni designio ni azar ni el llano ni la cuesta. Ni puro ni perverso, ni denso ni vacío ni en uno mismo inmerso ni extroverso ni abrasador ni frío. Ni de ida ni de vuelta ni al margen ni en el ajo ni pasión ni desdén. Vacilación resuelta: con el suelo debajo por entre el mal y el bien. Ni cubierta la faz ni mirando al abismo ni a mandobles ni en paz, que viene a ser lo mismo. Ni falta de criterio ni sobra de juicio ni un carnaval tan serio ni el dicterio tan sacado de quicio. Ni súbdito ni rey ni a cualquier viento hoja ni el paso altivo y fuerte. Por donde pisa el buey, pero en la cuerda floja, mientras llega la muerte.

 

 

 

 

 

 
Hoşgeldin

Desorden

Desorden
Gioconda Belli
[Olvido el propósito con el que vine
enérgica al escritorio.]

 

Una aldaba larga detrás del avispero
Con aterciopelada ansiedad el otro me responde
Fija el día a una severa inclinación que nos destruye
 
Está en nosotros la avidez del pulso,
Varianza, pero más extenso peso que los párpados cerrados

Sepulcro en Tarquinia

Homenaje a los grandes poetas

 

No soy muy partidaria de la excesiva apoyatura culturalista en los poemas. Armar los poemas de esta manera parece tarea fácil, pero desarmarlos es un juego de naipes. Pondría tres ejemplos de tres poetas que me gustaban a rabiar cuando era más joven. Antonio Colinas, Francisco Brines y Guillermo Carnero. Tres cultistas enciclopédicos y elegantes.
La educación y la cultura de los treinta años biográficos resulta ahora menos interesante y estimulante que la barbarie, naturalidad, espontaneidad e ingenuidad de lo sencillo o no tan sencillo, eso que se llama poesía sublime, rara. De hecho solo traspasa la piel de mi sensibilidad una aguja del nº 3. Por cierto, los vampiros que nos hacen analíticas de sangre ya podían usar agujas del nº 1 porque a mí me han hecho un boquete negro azulado en forma de lazo adornando todo el antebrazo. Ay!!!, qué dolor!. ¿Pero es que solo hay una aguja  sin calibre aleatorio por usuario?…Jopetas…

 🙂

 

Hombre afeitado con patillas

 

 

 

WAU!!!…bello.
 
Esta melodía triste y melancólica sirve como pie para ilustrar una evidencia.
Quién dice la verdad si la vida es una película en versión subtitulada.
Todos mienten. La mentira nos separa del pasado y nos distancia del futuro. Nos asola por doquier.
 ***
Ya es anciano mas su vejez de dios garbea airosa.
Virgilio
Un acontecimiento es un olor que espera que alguien lo respire.
Chantal Maillard